CURIOSIDAD

El olfato nos sirve para defendernos, entre otras cosas, es una especie de alarma inmediata que no pasa por la razón, sino que va derecha al cerebro.